Archive for September 23rd, 2010

Sep 23 2010

A celebrar…

Published by under Videos

Festejando los 50 años de Bobby Thompson

Anoche, en Studio Tango Montreal… sin Bobby!

Pero con un gracioso Tomás Howlin

.

(Video: Publicado por MalenaTango)

2 responses so far

Sep 23 2010

El tango del día: Farol…

Farol

Tango – 1943
Música: Virgilio Expósito - Letra: Homero Expósito

Homero Expósito

Poeta y letrista
(5 de noviembre de 1918 – 23 de septiembre de 1987)
Apodo: Mimo

(Cliquear sobre el título para escucharlo por O. Pugliese.)

.

Un arrabal con casas
que reflejan su dolor de lata…
Un arrabal humano
con leyendas que se cantan como tangos…
Y allá un reloj que lejos da
las dos de la mañana…
Un arrabal obrero,
una esquina de recuerdos y un farol…
.
Farol,
las cosas que ahora se ven…
Farol ya no es lo mismo que ayer…
La sombra,
hoy se escapa a tu mirada,
y me deja más tristona
la mitad de mi cortada.
Tu luz,
con el tango en el bolsillo
fue perdiendo luz y brillo
y es una cruz…
.
Allí conversa el cielo
con los sueños de un millón de obreros..
Allí murmura el viento
los poemas populares de Carriego,
y cuando allá a lo lejos dan
las dos de la mañana,
el arrabal parece
que se duerme repitiéndole al farol…

.

(Letra: Cortesía de Todo Tango)
(Foto: Propiedad de Malena Tango)

No responses yet

Sep 23 2010

El duende de tu son…

Published by under Bandoneón

El duende de tu son

Una primitiva clasificación de los instrumentos musicales dividía a éstos en tres categorías: I. de cuerda, II. de viento y III. de percusión.

Al bandoneón se lo encasillaba como instrumento de viento, cosa que no es incorrecta, pero dicha clasificación cayó en desuso por no haber uniformidad en el criterio seguido al establecer estas tres categorías, pues en I y II se tomaba como base ‘lo que vibraba’ y en III ‘lo que hacía vibrar’.

La clasificación fue evolucionando hasta llegar a la ordenación establecida en 1914 por los musicólogos Eric von Hornboste y Curt Sachs, que base su ordenamiento en la pregunta: ¿Qué es lo que vibra?, encabezando la serie de interrogantes.

Existen hasta el momento cinco elementos instrumentales que vibran para producir un sonido musical:

1. Vibra el material que compone el instrumento por su rigidez sin ayuda de membranas o cuerdas:
Idiófonos (xilófono, marimba, etc.)

2. Vibran membranas estiradas rígidamente:
Membranófonos (tamboril, etc.)

3. Vibra una o varias cuerdas extendidas sobre puntos fijos:
Cordófonos (violín, guitarra, etc.)

4. El mismo aire es puesto en vibración:
Aerófonos (órgano de tubos, armonio, etc.)

5. El sonido es originado por la electricidad:
Electrófono (órgano eléctrico Hammond.)

El bandoneón pertenece a la categoría de los aerófonos, junto a varios miembros que lo antecedieron como el acordeón y el más directo, que es la concertina.

.

(Fuente: El tango, el bandoneón y sus intérpretes, Tomo I, Oscar Zucchi.
Colección imprescindible en la biblioteca de todo tanguero.)
(Foto: Propiedad de Malena Tango)

No responses yet

Sep 23 2010

A bailar..

Published by under Videos

Natalia Hills y Gabriel Missé

bailan Mala junta

.

(Video: Cortesía de labanda0105)

No responses yet

Sep 23 2010

El tango 1910-1935…

Published by under Notas

El tango 1910-1935

Una aventura política y social – 3

“Las limitaciones de un paraíso europeo donde también se sudaba y se comía, donde el placer no siempre coincidia con los horarios de los museos y había sitios para pasar la noche en grata compañía, sirvió paradójicamente para mirar con ojos más benignos el terruño. Al fin y al cabo, en todas partes se cocían las mismas chusmas. Los más imaginativos prefirieron entonces ensayar la nostalgia, la evocacion y la grlorificación del paisaje nativo.

Hay una obra que inaugura este cambio de perspectivas, editada lujosamente en París, y es Santos Vega, de Rafael Obligado. Pero lo que en 1885 parecía una excepción (la delicada poetización de la pampa argentina, aislándola de toda referencia al gauchaje irredento y celebrando la conquisra de la llanura por Europa) hacia 1910 fue norma y costumbre. Tanta exaltación nativista, tanto sabor de patria en los discursos presidenciales y en los editoriales periodísticos, tanto hijo de buena familia ataviado de gaucho matrero para consumo de los centros tradicionalistas urbanos, avivaron el fuego y contribuyeron a excitar los ánimos…

El tango no quiso sustraerse a esta atmósfera y hasta la aprovechó en beneficio propio. Mediante el expediente del tema patriótico procuró aventar muchos de los prejuicios y prevenciones que suscitaba su difusión. Por eso no debe asombrar el crecido número de piezas que, con o sin letra, se ocuparon de la patria, de las grandes fechas, del Centenario y aún de la presencia de la Infanta Isabel (a la que Greco consagra una página de fácil repercución). Es que para circular en sociedad, el tango necesitaba mejorar sus modales y dulcificarse. En este sentido, es muy ilustrativa la suerte de Bevilacqua después de Independencia: no sólo tuvo oportunidad de entregar una copia autografiada de su obra a Isabel de Borbón, y de recibir el consabido apretón de mano de Figueroa Alcorta, sino que una empresa fonográfica contrató su banda y difundió sus ejecuciones en un ámbito más respetable que el de los cafés de mala luz y peor fama.

Se había inaugurado así una modesta industria: la del tango patriótico, la de las ediciones de las partituras con cabezas de granaderos y colores argentinos en las tapas. Pero la industria no tuvo continuidad. Y no sólo porque el estricto origen urbano del tango estaba ahogando sus esfuerzos. La verdad es que la tentativa de trascender una geografía de orillas y asfalto no rindió fruto cierto, como lo demuestar la posterior difusión de algunos títulos citados, aliviados de todo texto. Pero también es verdad que durante la segunda década del siglo empezaron a ocurrir cosas muy graves como para que las ilusiones y los espejismos y el fervor patriótico del Centenario continuaran en pie”…

.

(Fuente: Todo es historia, marzo 1968. Tabaré de Paula)

No responses yet

Sep 23 2010

Lo que el viento nos dejó…

Published by under Videos

Lo que el viento nos dejó

En el unitario Lo que el tiempo nos dejó, Julieta Díaz fue la encargada de ponerse en la piel de Ada Falcón, la cantante de tango que vivió y padeció un amor clandestino con Francisco Canaro (Leonardo Sbaraglia).

Fue transmitido anoche por televisión.

.

(Video: Cortesía de ChinaLejana)

2 responses so far